El oso Berlinés | Reportaje 2011

Actualizado: 26 de jul de 2019




¡Bienvenidos a Berlín!

Berlín es la capital de Alemania, una nación de poco más de 82 millones de habitantes y de las más grandes potencias económicas de la Unión Europea, ubicada en el centro de Europa. Es en las planicies nororientales de este país, en el centro del estado federal de Brandenburgo, donde se halla esta pequeña ciudad europea.​

​

Pequeña, comparada al lado de Bogotá: tres y medio millones de habitantes aunque las malas lenguas hablan de cuatro e incluso cuatro y medio millones debido a la constante llegada de inmigrantes, muchos de ellos, ilegales— al lado de los siete y medio de la capital colombiana.​

​

Es en este lugar donde aterricé en octubre del año 2010 para asistir a un curso de literatura alemana en la Universidad Libre de Berlín, die Freie Universität Berlin, y fue en uno de sus tres aeropuertos, Tegel. Los otros dos se llaman Schönefeld y Tempelhof; este último no se encuentra en funcionamiento. Allí, en Tegel, fue donde rápidamente algo me llamó la atención: el culto al oso: osos en los buses, osos en los teléfonos, osos en la calle, osos incluso en la bandera, hombres-osos, ¡osos hasta en la sopa!​

En efecto, el oso se yergue orgulloso en toda la ciudad y es un ícono omnipresente, ubicuo. No debería extrañar; el oso pardo europeo es, por algún avatar de la historia, la mascota de esta ciudad. Los berlineses creen que el nombre proviene de Bär (oso) y Land (tierra). Todo esto resulta en “Berlín, la tierra de osos”. Y aunque el oso ya no habita más las planicies pantanosas y boscosas de este punto geográfico y no dan testimonio, esta explicación parece satisfacer a sus habitantes, quienes viven orgullosos con ella.


Pero, más allá de los orígenes de los símbolos tribales, este animal encarna la vida de ciudad moderna y multicultural por excelencia.​ Donde alemanes y extranjeros se podría casi decir, se ven por igual y casi siempre tienen un lugar en esta ciudad: rostros asiáticos, turcos, latinos, europeos orientales, y de naciones africanas se encuentran en un solo día.​

​​

Es en el corazón de esta metrópolis, rica en expresiones culturales, pujante en ciencia y tecnología donde surge el aroma característico de esta ciudad, el Berliner Luft, el aroma berlinés, que ya se cantaba desde el siglo XIX y cuyo título es el segundo himno, el himno no oficial de la capital alemana. ​

​​

A esta ciudad y sus aromas rendimos homenaje semanalmente con artículos que muy probablemente serán de su interés si decide emprender y aprender la lengua de Goethe, Schiller y Heine. Es esta nuestra manera de darles a ustedes, estudiantes de alemán, germanófilo o curioso, la bienvenida a esta ciudad, eje central de nuestro grupo de trabajo. ​


​No te pierdas la próxima entrega: ¿A qué huele Berlín?


43 vistas
identificador2-blanco.png

Info@berlin-institut.com
(+57)(1) 765 98 48
(+57) 320 456 4341
Calle 19 # 5- 30, BD Bacatá Torre norte oficina 704, Bogotá, Colombia.

Contáctanos

Horarios

L-V
09:30-13:00
14:00–18:30

Redes sociales

WA.png
FB.png
IG.png

© 2018 Berlin Cursos, Inc. All rights reserved.