Aprender a aprender


¿Te has preguntado alguna vez cómo aprendes?


¿Sabías que es posible aprender a aprender?


Imagen tomada de www.freepik.es/stories/

El aprendizaje es un proceso complejo en el que prácticamente todo nuestro cuerpo está de una u otra forma involucrado. Generalmente no somos conscientes de todo lo que sucede en nuestro interior mientras aprendemos pero son innumerables los cambios, avances y fases que se presentan.

Al comprender cómo funciona el proceso de aprendizaje y qué partes de nuestro cuerpo están involucradas, se hace mucho más fácil fortalecer las estrategias para aprender conscientemente.



Debemos empezar por preguntarnos: ¿Cómo aprendo a aprender?


Éste es un proceso de autodescubrimiento, en donde tienes que encontrar con cuáles sentidos aprendes mejor. Cómo se mencionó anteriormente muchas partes de nuestro cuerpo y todos nuestros sentidos están involucrados, sin embargo, algunos sentidos se agudizan en algunas personas más que en otras, por eso es necesario explorar y descubrir qué sentidos tienen un mayor impacto en nuestro proceso de aprendizaje.

Cuando lo descubramos, será posible llevar a cabo este proceso de una manera más consciente y eficaz. Entenderemos mucho mejor y ahorraremos tiempo y energía al aprender algo nuevo, por ejemplo, alemán.


Empecemos por la motivación:

Imagen tomada de www.freepik.es/stories/

La motivación puede verse como un impulso interior que nos lleva a emprender diferentes proyectos y pasos para obtener un resultado específico. Si tenemos un objetivo que queremos cumplir, seguramente estaremos motivados a hacer lo necesario para alcanzar tal fin, sin embargo, hay factores externos que pueden llegar a tener un impacto en nuestra motivación. En el caso del Alemán, es de gran importancia tener siempre presente las razones por las que se desea aprender este idioma. ¿Quiero hacer un viaje turístico?, ¿Mi pareja es hablante nativo de alemán?, ¿Quiero trabajar y/o estudiar en un país de habla alemana? ¿Quiero aprender el idioma por gusto?


Además de tener siempre presentes en nuestro proceso de aprendizaje las razones que nos motivan, no se deben dejar de lado los factores externos, pues como se mencionó anteriormente son factores influyentes. En este sentido debemos poner atención a nuestro entorno de aprendizaje, el lugar, las personas, e incluso los horarios pueden animarnos o por el contrario desanimarnos, entonces es necesario que busquemos espacios y ambientes que nos sean agradables y fortalezcan aún más nuestra motivación.


Ahora sigamos con la Constancia:

Imagen tomada de www.freepik.es/stories/

Cuando se quiere aprender alemán, es muy importante ser constante. El cerebro aprende mejor cuando las actividades de estudio se vuelven parte de la rutina, dado que la repetición afianza la información obtenida en la memoria de largo plazo. Si dejamos de practicar o estudiar iremos olvidando rápidamente lo que con mucho esfuerzo aprendimos. El cerebro retiene la información que cree importante, es decir, la que usa a diario y desecha, en cambio, aquello que no usa.


Cualquier estrategia de aprendizaje que se adapte a ti puede resultar exitosa siempre y cuando se haga con constancia. Solo de este modo se logrará la cercanía necesaria con el objeto de aprendizaje, en este caso, el contacto diario con el alemán asegurará un proceso exitoso.


“Aprender es como nadar contra la corriente, si dejas de hacerlo, retrocederás”

Laozi


Otro aspecto muy importante es la autoevaluación:

Imagen tomada de www.freepik.es/stories/

La autoevaluación te ayuda a valorar tu proceso de aprendizaje y a entender cómo puedes puedes aprender mejor, si ha sido efectivo, motivante, si te ha costado poco o mucho tiempo, si ha sido difícil o por el contrario puedes subir la dificultad.


Hazte estas preguntas con regularidad para ayudarte a evaluar tus progresos y mejorar tu proceso de aprendizaje:


¿He aprendido lo que quería aprender? ¿Cuáles serán mis próximos objetivos?

¿Cómo puedo alcanzarlos?¿He aprendido rápidamente o lentamente? ¿Me siento a gusto con mis avances en el idioma o por el contrario siento que hubiese podido avanzar más?¿Le he dedicado el tiempo suficiente?¿He sido autónomo?¿Las estrategias que elegí son efectivas?¿Puedo hacer modificaciones que enriquezcan mi proceso?


Cada vez que veas un tema o un contenido en específico es recomendable que te preguntes si puedes dominar el tema o si por el contrario te sientes inseguro al respecto. Puedes hacer algún ejercicio online que te ayude a ver esto de modo más objetivo o quizás puedes ponerte en el papel de profesor e intentar explicar lo que has aprendido. De este modo el análisis puede llegar a ser un poco más específico y te darás cuenta de qué puntos debes reforzar.


Estrategias de memorización


Recuerda que utilizar las estrategias de aprendizaje adecuadas facilitará recordar lo que aprendes y te ahorrará tiempo al hacerlo.


¿Qué imagen ilustra mejor tu forma de aprendizaje?

Si escogiste la imagen 01 (visual) podrías usar estas estrategias:


  • Relaciona cada palabra nueva con una imagen, una buena herramienta para esto es la aplicación Quizlet (https://quizlet.com/).

  • Escribe las palabras que veas en las imágenes


  • Haz grupos de palabras por temas


  • Escribe en papelitos las palabras y/o expresiones que quieras aprender y ponlos en lugares visibles de la casa.

  • ilustra los significados de las palabras

  • Intenta leer todo lo que puedas en alemán.


Auditiva

  • Escucha canciones sencillas en alemán, apréndelas de memoria y luego cántalas en voz alta, te recomendamos la APP Lyrics Training.

  • Procura repetir en voz alta las correcciones que tus profesores te hagan.

  • Envía notas de voz para comunicarte con tus compañeros de clase en el idioma que estén aprendiendo.

  • Escucha radio y mira películas o series en alemán. Así al principio no entiendas mucho, luego te acostumbrarás a los sonidos propios del alemán y te será más fácil pronunciarlo.

  • Escucha los diálogos de los libros, transcribe lo que puedas y corrige con la transcripción del libro.


Motora

  • Puedes recordar mejor el vocabulario, si tocas los objetos al mismo tiempo que aprendes sus nombres.

  • Utiliza la mímica para aprender vocabulario.

  • Escribe frases y palabras que quieras aprender, luego atrévete a escribir textos cortos como descripciones, poemas o minihistorias.

  • Aprovecha las actividades de juego de roles en las clases, métete en el papel y aplica lo que has aprendido.

  • Escribe palabras en el aire de modo que las visualices y memorices su escritura con ayuda del movimiento.





Encontrar y aplicar las estrategias adecuadas para ti es el primer paso, ahora debes poner en práctica lo que has aprendido, de tal modo que vayas asimilando estos contenidos y ampliando tus habilidades lingüísticas en el idioma. Participa activamente en clase y foros online, describe lo que ves a diario, opina, habla contigo mismo en el idioma, canta en voz alta, pregúntate el por qué de las cosas.

Te invitamos a que estés pendiente de las nuevas entradas del Blog y a que te suscribas a nuestro canal de youtube (https://rb.gy/iz0zrd), para que sigas aprendiendo todo al respecto de la sorprendente lengua y cultura alemana.



Aprender alemán puede ser divertido e interesante a la vez, todo depende de ti.


-Imágenes tomadas de www.freepik.es/stories/



121 vistas
identificador2-blanco.png

Info@berlin-institut.com
(+57)(1) 765 98 48
(+57) 320 456 4341
Calle 19 # 5- 30, BD Bacatá Torre norte oficina 704, Bogotá, Colombia.

Contáctanos

Horarios

L-V
09:30-13:00
14:00–18:30

Redes sociales

WA.png
FB.png
IG.png

© 2018 Berlin Cursos, Inc. All rights reserved.